¡Compartir es vivir!

El estrés viene de adentro. Es una reacción a las circunstancias externas, no las circunstancias en sí mismas – Brian Tracy

¿Sabías que el estrés tiene un impacto directo en la productividad de tu emprendimiento?

Seguramente te estarás preguntando porqué. Bueno, mi propia experiencia como emprendedor, ayudando a otros emprendedores, me enseñó que cuando las personas están estresadas, son mucho menos productivas porque se vuelven incapaces de concentrarse y tienen grandes dificultades para tomar decisiones, dos aspectos claves a la hora de emprender.

El estrés tiene un efecto mucho más profundo del que la mayoría de la gente piensa. Según la OMS, una persona sometida a un estrés permanente puede sentirse angustiada e irritable, cansada, deprimida o intranquila, tener inconvenientes para dormir y hasta sufrir problemas físicos graves.

En el caso del estrés laboral, suele ser un efecto secundario muy común en casi cualquier trabajo, pero los emprendedores parecen llevarse la peor parte. Cuando estás emprendiendo las causas provienen de casi cualquier lugar: los impuestos, los clientes, los empleados (si los tienes), las múltiples tareas diarias y mucho más.

Quizás la rutina estresante haga girar la rueda y te mantenga en tu vorágine diaria, pero seguro también tengas esa horrible sensación de que cada tarea, incluso las pequeñas, son mucho más desalentadoras de lo que realmente son. ¡Pero ésto no tiene por qué ser así!

No tienes que sentirte miserable ni machacar tu salud para tener éxito.

Por eso te dejo algunas claves que he aprendido para reducir el estrés en estos años, a base de prueba y error, y que pueden ayudarte a ser más feliz emprendiendo.

 

Cómo reducir el estrés y ser más feliz emprendiendo: los secretos que he aprendido para dejar de agobiarme en este duro camino

 

Pregúntate si eres feliz con el camino que has elegido al emprender

Sé que parece una pregunta trampa, pero no lo es. Quizás estás inmerso en el día a día intentando llegar y cumplir con todo y, por momentos, solo eres capaz de ver el árbol que tienes enfrente y no el bosque completo. Seguramente estás comenzando facturar con tu negocio, pero te sientes agobiado, que no puedes con todo. Por eso, a lo que voy es, ¿eres feliz con la decisión que te llevó a emprender?

Tener un propósito puede ser la brújula en tu camino emprendedor.

ser más feliz emprendiendo

Crea un propósito claro para reducir el estrés al emprender

La necesidad de significado parece más evidente en la vida interior de los emprendedores, especialmente los emprendedores que creen que su negocio es más que un trabajo. Si estás leyendo este artículo, supongo que eres uno de ellos. Deseas tener un impacto significativo en las personas, y quieres hacerlo a través de tu negocio.

Crear tu propósito y alinearlo con la misión central de tu negocio puede marcar la diferencia para sentir que lo que estás haciendo tiene un significado vital. Clic para tuitear

Durante mucho tiempo pensé en el propósito como algo que de repente me golpearía la cabeza algún día, que lo «ENCONTRARÍA» en un momento mágico y trascendente. Pero estos últimos años, aprendí que un emprendedor con un propósito determinado reflexiona sobre sus experiencias únicas en la vida y lo canaliza hacia un negocio que tiene un impacto de una manera muy personal. Tiene claro a quién quiere servir y alinea todo en su negocio para generar el cambio.

 

Asegúrate de crear metas alcanzables para tu negocio

Poner en marcha tu negocio y mantenerlo conlleva muchos desafíos. Intentas equilibrar todo, desde desarrollar un plan de marketing, gestionar las relaciones con los clientes hasta aprender sobre fiscalidad, por nombrarte solo algunos.

Decidir lo que quieres lograr y planificar cómo llegar hasta allí es fundamental en cualquier negocio.

Es por eso que el establecimiento de objetivos debería ser una parte integral de tu rutina diaria, ¿lo es? Si no, no te estreses. Nunca es demasiado tarde para aprender cómo crear un proceso efectivo para establecer objetivos que funcionen para ti.

Seguramente, soñar en grande es algo que se te da bien, pero ten cuidado, si no quieres quemarte mientras intentas lograr lo imposible. Plantearse pequeñas metas alcanzables servirá para no fundirte y aumentar tu motivación, y además mantendrás las cosas en movimiento.

Cualquier meta que te propongas, no importa del tipo y tamaño que sea, requiere que crees un proceso. Si no tienes muy claro cómo hacerlo, aquí tienes un artículo que te vendrá de perlas sobre cómo crear objetivos que estén bien definidos y te ayuden a a quitarle presión a tu día a día.

 

Deja el perfeccionismo y focalízate en lo importante

¿Qué significa esto? Que orientes el foco a donde verdaderamente es necesario: tus clientes. Intenta mantener el perfeccionismo bajo control porque sino resultará agotador para ti.

Un emprendedor principiante puede llegar a estresarse porque la fuente de su sitio web no es perfecta. Claro, si eres Apple o Google, la fuente correcta es importante, pero al principio, la prioridad debería ser lograr que tu producto o servicio mínimo viable se comercialice lo antes posible. Es decir, que se logre vender lo que ofrecemos y facturemos.

Intenta mantener una perspectiva, determina lo que es verdaderamente importante para tu negocio en este momento, y concéntrate en eso, en lugar de estresarte por cosas triviales. Por supuesto, no me malinterpretes, siempre debes hacer lo mejor que puedas, pero no dejes que el perfeccionismo obstaculice tu progreso. Es un gran enemigo, porque te hace pensar que tu trabajo nunca es lo suficientemente bueno.

Yo he aprendido que el perfeccionismo no tiene nada que ver con cómo se ve perfecto lo que hago, sino con la idea de que lo que hago, sea un producto o servicio, satisfaga las expectativas de mis clientes. Es decir, que mi negocio realmente ayude a transformar algún aspecto de la vida de las personas.

 

Organización y productividad: claves para reducir el estrés trabajando

Como te dije, el estrés eventualmente puede obstaculizar tu productividad, por lo que debes cortarlo de raíz siempre que sea posible. Existen muchas formas para hacerle frente y no cargarte tu rendimiento o tu bienestar cotidiano.

La mayoría de los emprendedores buscan estrategias para aprovechar al máximo cada hora. Sé que muchas veces puede resultar difícil encontrar el equilibrio y, al final, el día se torna muy diferente a lo que te habías planteado mientras te tomabas el café por la mañana.

Ya te digo que es increíblemente fácil sentirse abrumado cuando no eres capaz de crear y mantener un sistema organizacional que funcione para ti. Es fundamental que encuentres la forma de implementar una estrategia para la organización en todo tu negocio, que te ayude garantizar una alta productividad y un enfoque en tus objetivos.

Mi propuesta es que te centres en la atención plena, las soluciones orientadas a tareas y los ajustes a tu mentalidad. Prueba algunos de estos consejos la próxima vez que te sientas estresado y fuera de foco en el trabajo.

 

Pausa, proceso, avanza

Reserva un tiempo en tu día para manejar llamadas telefónicas, mensajes de texto y correos electrónicos. Cuando estés estresado, aplique esta estrategia: haz una pausa, respira y pregúntate: «¿Qué está sucediendo ahora para generar estas emociones?»

 

Haz las cosas más difíciles primero

Cuando pospones un aspecto vital de tu negocio, esto se queda atrapado en tu cabeza, y te hace menos productivo en las tareas más normales y básicas.

 

Crea listas…pero que no sean interminables

La mejor solución para ser productivo y aliviar el estrés es hacer una lista de cosas que deben completarse cada día. Pero si es un gran proyecto, asegúrate de dividirlo en partes manejables.

 

Desactiva alertas del móvil

Uno de los mejores consejos de productividad que recomiendo e implemento, y que también reduce el estrés, es apagar las notificaciones en tu teléfono móvil durante al menos dos horas durante la jornada laboral. Establece horas cada día en las que puedas trabajar sin ser molestado por esos molestos pitidos o zumbidos sobre tu mesa de trabajo.

Si estás enganchado al móvil y no sabes cómo eliminar esta distracción que genera mucha ansiedad, prueba leerte estos trucos para evitar la adicción al móvil y ser más productivo.

 

Elige tres cosas esenciales

El experto en liderazgo y negocios, Greg McKeown, plantea elegir tres cosas esenciales que debes hacer en tu día y concentrar tu energía allí.

 

Planifica tu día en torno a tus tiempos productivos

Algunos son noctámbulos. Otros son madrugadores. Independientemente de cómo sea tu horario, planifica tu día para acomodar tus niveles de energía. Para los momentos del día en que eres más productivo, programa las tareas más importantes. Luego, para tus tiempos menos productivos, concéntrate en tareas administrativas que debes atender pero que requieren menos poder mental.

 

Calendarízate de una vez

Puede sonarte un poco fuerte que te lo diga así. Pero tu calendario debe ser la fuerza guía en tu trabajo. Si tienes todo en tu calendario, te avisará en todo momento qué debes hacer y cuándo debes hacerlo. Así, no habrá estrés. Por ejemplo, ten una lista de lo que sabes que necesitas hacer esta semana.

Siéntate el lunes y tenlo programado. Te aseguro que tu calendario puede convertirse en tu mejor amigo cuando aprendes a usarlo correctamente.

 

Cultiva las relaciones para ser más feliz emprendiendo

cómo reducir el estrés

Crea relaciones de valor para ser más feliz emprendiendo

Desde que empecé mi camino emprendedor, y creo que lo he comentado en muchas ocasiones, aprendí sobre la importancia de las comunidades, los grupos de apoyo y las redes de relaciones para una vida más sana y feliz.

En nuestras carreras profesionales, pensamos siempre en las relaciones valiosas para nuestro emprendimiento, en el valor de la red. Pero las relaciones nos brindan mucho más que conexiones para facilitar los negocios. En realidad pueden ser los principales impulsores de un estilo de vida positivo y saludable.

Seguramente te ha pasado que al iniciar este camino, has conocido muchas personas nuevas que parecieran “hablar tu mismo idioma”. Aprovecha esas nuevas relaciones para generar espacios de conexión más allá del trabajo. Cuidado, muchas veces, a los emprendedores les resulta difícil encontrar un equilibrio entre su vida personal y profesional.

Aquí te dejo un recopilatorio de los mejores blogs sobre emprendimiento para que empieces a conocer a gente que habla tu mismo idioma.

 

Cuerpo, mente y emociones, una relación a equilibrar

Ser emprendedor no es la carrera fácil y despreocupada que muchos consideran que es. Piénsalo. Todo está dedicado a tu propio negocio: dinero, tiempo, pasión y creatividad.

Sí, lo sé, al principio es estresante. No solo sentirás la presión para que tu negocio despegue, sino también de hacerlo rápidamente. Por eso, no es casualidad que muchos emprendedores tengan problemas de salud.

Nuestra vida es un complejo entramado entre mente, cuerpo y emociones. Por eso, presta atención a las señales que te está dando tu cuerpo. En lugar de procrastinar con tu bienestar, piensa en lo que puede estar causando la reacción emocional y aprende a gestionarlo.

Si eres de los que están trabajando muchísimas horas, con poco tiempo de descanso, alimentando el cuerpo con comida basura (para volver rápido a lo que estabas haciendo), ya te digo que ese estilo de vida no te llevará a buen puerto. Estos dos hábitos (consumir comida chatarra y dormir pocas horas) afectan todos los aspectos de tu vida, ya sea personal o profesional.

Muchas veces tratamos nuestros cuerpos terriblemente a cambio del éxito.

Así como hay prácticas que deberían ser parte de tu rutina, también hay algunos hábitos tóxicos que deberías controlar. Aquí te dejo algunas claves para que implementes hábitos saludables en tu vida diaria para no olvidar tu bienestar.

 

Conclusión

 

La razón principal para que un emprendedor experimente altos niveles de estrés y pierda el autocontrol son las múltiples cosas que asume cada día. Las emprendedores debemos darnos cuenta de que no somos superhéroes, sino seres humanos normales.

El estrés no siempre es malo. Si está dentro de tu zona de confort, puede ayudarte a mantenerte enérgico, concentrado y capaz de enfrentar nuevos desafíos. El estrés es lo que nos mantiene alertas.

Sin embargo, hoy en día, puede parecer más bien una montaña rusa emocional: los plazos ajustados, las largas horas y las demandas cada vez mayores pueden hacer que te sientas abrumado. Cuando el estrés excede tu zona de confort, deja de ser útil y puede comenzar a causar un daño significativo a tu cuerpo, mente y emociones.

Seguramente te preguntes qué pasa si después de leer este artículo, aún sientes que no puedes hacerlo solo, que el estrés y la ansiedad están ahí, a la vuelta de tu esquina.

Quizás no necesites seguir dando vueltas en Google buscando la fórmula mágica. No. Quizás estés buscando un guía que te enseñe a llevar el control de tu vida diaria, con un método que se adapte a tus necesidades para conseguir el máximo de objetivos con la mitad de esfuerzo.

Por si no lo sabías, de esto va mi método Organiza tu vida. En él tendrás acceso a todo lo que necesitas para conseguir el control completo de tu vida (y de tu negocio), con la mejor organización para ti y sin dejar cabos sueltos.

Un método paso a paso que te enseñará a diseñar tu nuevo estilo de vida, que va directo al grano, para que apliques y obtengas resultados desde YA.

Y tú, ¿eres un emprendedor que sufre estrés por las múltiples tareas que tienes que hacer? ¿tienes algún consejo para ser más feliz emprendiendo?

Cuéntame qué te parece o tus dudas en los comentarios.

Abrazo

 


Fotografía principal por Freepik: Hombre de negocios en su oficina en posición zen, por luis_molinero.

Otras imágenes:

¡Compartir es vivir!

Ayudo a personas que quieren emprender su propio proyecto cuyos trabajos fijos les dejan poco tiempo. En Productividad Al Máximo encontrarás recursos sobre productividad personal, hábitos saludables y emprendimiento. Si quieres dar los primeros pasos, accede a mi guía gratuita y empieza a ser el jefe de tu tiempo.

shares
Productividad personal para avanzar en tus objetivos

No te vayas con las manos vacías

Libérate del estrés y la frustración. 

La ruta para conseguir tus objetivos empieza aquí