¡Compartir es vivir!

En 1989, Stephen Covey cambió para siempre el mundo del desarrollo profesional y personal, cuando publicó su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”. Este libro se convirtió rápidamente en un best seller a nivel global y en una referencia para cualquiera que quisiera mejorar cualquier aspecto de su vida. Desde ejecutivos de primer nivel hasta estudiantes, el libro de Covey era el libro para leer.

Si bien ya han pasado más de treinta años de su primera publicación, “Los 7 hábitos…” sigue siendo uno de los libros más referenciados del mundo, y ha sido denominado como “uno de los más influyentes del siglo XX”. En él, Covey expone los siete hábitos de las personas exitosas, los siete principios fundamentales que permiten a las personas más emprendedoras alcanzar sus metas.

Lo interesante es que el autor no plantea milagros instantáneos, sino un proceso gradual de transición que, con la práctica a lo largo del tiempo, permite contar con las herramientas para realizar cambios radicales y positivos en nuestra vida.

Aquí te dejo un resumen de cuáles son esos siete hábitos y cómo puedes ponerlos en juego para que sean efectivos en épocas pandémicas.

 

¿Cuáles son los 7 hábitos de la gente altamente efectiva?

 

El libro se divide en tres ENFOQUES diferentes:

  • ENFOQUE en el crecimiento interno y el carácter personal:
    • Hábito 1: Sé proactivo.
    • Hábito 2: Empieza con un fin en mente.
    • Hábito 3: Establece primero lo primero.
  • ENFOQUE en desarrollar la interdependencia trabajando con otros:
    • Hábito 4: Piensa en ganar-ganar.
    • Hábito 5: Busca primero comprender, y luego ser comprendido.
    • Hábito 6: La sinergia.
  • ENFOQUE en profundizar tus hábitos para mejorar continuamente:
    • Hábito 7: “Afilar la sierra”.

 

Hábito 1 – Sé proactivo

El primero de los siete hábitos de las personas altamente efectivas es ser proactivo. En cualquier situación, tenemos la opción de ser reactivos o proactivos. Si somos reactivos, dejamos que nuestros hábitos y condicionamientos decidan cómo respondemos a las personas y circunstancias que nos rodean. Si somos proactivos, en cambio, elegimos cómo reaccionaremos para crear los resultados que queremos.

Este hábito trata sobre el hecho de asumir la responsabilidad de tu vida y tus elecciones. Algunas personas culpan por su comportamiento a las circunstancias, a la genética o cómo fueron criadas. Pero los líderes proactivos se dan cuenta de que tienen control sobre su comportamiento, sin importar lo que les haya sucedido en el pasado.

 

Hábito 2: Empieza con un fin en mente

La incorporación de este hábito te pide que hagas un esfuerzo consciente para visualizar lo que quieres en la vida. ¿Eres actualmente quien querías ser? ¿Haces lo que siempre quisiste hacer? Este hábito te desafía a crear un plan mental de quién quieres ser, para desarrollar una declaración de misión personal.

Ten siempre presente esta misión personal antes de comenzar cualquier tarea. Tener una visión es lo más importante cuando quieres ser efectivo. Necesitamos saber cuál queremos que sea el resultado final para poder entender dónde estamos ahora y cómo trabajar para lograr el resultado previsto.

 

Hábito 3: Establece primero lo primero

El tercer hábito es una extensión del hábito dos. En el hábito dos, creas un plan mental para tu vida, y en el tres, tomas medidas para realizar ese plan o misión. Poner primero lo primero se trata de la administración del tiempo y la gestión de tu vida: te pide que decidas cuáles son las cosas más importantes para ti y luego las priorices primero con tus elecciones diarias.

Para ser eficiente, necesitas tener disciplina para priorizar tus tareas diarias. Necesitas tener la motivación de hacer cosas, actuando de acuerdo con tus valores en lugar de tus deseos o impulsos de un momento.

Aprende más sobre cómo establecer prioridades en este artículo.

 

Hábito 4: Piensa en ganar tú y que ganen también los demás

Cuando tenemos una mentalidad de escasez, percibimos que hay mucho para repartir y que la ganancia de otra persona significa menos para nosotros. Pero una mentalidad de ganar-ganar busca soluciones y acuerdos que sean mutuamente beneficiosos. La práctica de win-win en el trabajo requiere que tengas madurez, integridad y una mentalidad de “abundancia”.

Pensar en ganar-ganar te anima a tener relaciones más interdependientes. Cuando se trata de liderazgo interpersonal, cuanto más genuino es nuestro carácter, mayor es nuestro nivel de proactividad. Cuanto más comprometidos estemos en ganar-ganar, más poderosa será nuestra influencia. Al hacer esto, nos enfocamos en los resultados y no en el método, los problemas y las personas. Al tomar una decisión, hazlo conociendo el punto de vista de la otra parte; lo que quieres y lo que puedes hacer para que ambas partes lo logren.

 

Hábito 5: Busca primero comprender, luego ser comprendido

El quinto de los siete hábitos de las personas altamente efectivas tiene que ver con escuchar. Tendemos a «escuchar» al mismo tiempo que formulamos nuestra respuesta, o comparamos nuestras propias experiencias con lo que la otra persona está describiendo.

Este hábito nos anima a estar abiertos a comprender a los demás, antes de ofrecerles consejos sobre cualquier asunto. A menudo cometemos un error al responder al problema sin comprenderlo completamente. Simplemente practica la escucha activa y empatiza con el otro, y así escucharás para comprender, en lugar de escuchar para responder.

 

Hábito 6: Sinergia

Para crear sinergia, primero debes implementar los primeros cinco hábitos; comprender las similitudes y diferencias entre las otras partes. Con esto, será más probable que produzcas mejores resultados. La sinergia te permite formular nuevas alternativas y abrirte a nuevas oportunidades.

El sexto hábito consiste en estar abiertos a la influencia de los demás y lograr juntos resultados más eficaces e innovadores de los que podríamos lograr solos.

 

Hábito 7: Afilar la sierra

Para ser efectivos, necesitamos seguir mejorando las cuatro dimensiones que nos conforman (física, social, mental y espiritual). Esto también ayuda con el hábito uno, de ser proactivo. La mejora continua es el proceso que nos permite avanzar en una espiral ascendente de crecimiento y cambio. Al afilar la sierra, se mejora continuamente a sí mismo, profesional y personalmente.

Afilar la sierra significa mantenerse “afilado” practicando la mejora continua en esas cuatro áreas. Significa dedicar tiempo a cada una de estas áreas, fortaleciéndolas.

Al final de este artículo te cuento la historia del leñador y su moraleja, que pone un ejemplo de este séptimo hábito.

 

¿Por qué este libro ha influenciado a varias generaciones durante tanto tiempo?

 

Si te preguntas qué es lo que distingue a “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” de todos los demás contenidos que existen hasta ahora referidos a temas de productividad, una de las razones es que el propósito del libro es que aprendas a gestionar tu vida de una forma realmente efectiva. No es un programa de fórmulas rápidas, es un proceso de crecimiento y desarrollo personal e interpersonal.

Plantea cómo examinar y ajustar nuestro carácter, motivos y la forma en que vemos el mundo para cambiar la manera en que nos comportamos y cómo interactuamos con los demás. Y nos enseña que cualquiera de nosotros puede convertirse en un líder para lograr sus metas vitales, el desarrollo de una carrera o la redefinición de roles profesionales.

El libro no solo establece un enfoque paso a paso para un negocio exitoso, sino que también define el espíritu de una forma de vida basada en los principios de ética, integridad, sabiduría y sentido común.

 

Cómo utilizar “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”

 

cómo aplicar los 7 hábitos de la gente altamente efectiva

Como has leído hasta aquí, Covey centra su libro en torno a los hábitos personales y profesionales. Éste es el tema central del libro porque son estos hábitos los que conforman nuestro carácter. Todo el mundo tiene hábitos: algunos buenos, otros malos y otros con poco o ningún impacto en la vida diaria.

La mayoría de las veces, las personas desconocen sus hábitos. A veces se descartan como si fueran características inmutables de la personalidad, como si viniéramos de fábrica con ellos, pero otras veces se puede ignorar por completo que existen.

Estos hábitos pueden ser obvios para todos los que te rodean, pero si no te sientas y los examinas, descubrirás que los has adoptado sin ser muy consciente.

Lo interesante del libro es que no se centra en eliminar los malos hábitos, sino en desarrollar los que sí nos aportan a nuestra vida. Para la mayoría de la gente, es necesario practicar y perfeccionar los buenos hábitos, porque no surgen naturalmente.

Cambiar tus hábitos puede cambiar no solo la forma en que ves el mundo, sino también la forma en que el mundo te ve.

Si te lo estás preguntando, puedo decirte que este libro puede ayudarte a:

  • Tomar realmente el control de tu vida.
  • Tomar no solo mejores decisiones, sino decisiones estratégicas más inteligentes.
  • Gestionar y mejorar tus relaciones con familiares y amigos.
  • Superar los malos hábitos.
  • Aumentar tu productividad.
  • Encontrar un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal.
  • Ser tu yo más feliz.

 

Cómo gestionar tu vida de forma efectiva frente a la crisis del COVID-19

Hoy ser proactivo es uno de los hábitos más difíciles de mantener, porque hay mucho miedo y negatividad en el aire. Para muchos, es más fácil dejar que los cambios que ha provocado el COVID-19 en nuestras vidas “sucedan”, y así deshacernos de la responsabilidad que requiere pensarnos de una manera diferente de ahora en más. La razón por la que necesitas ser proactivo es porque eres la persona que puede hacer más cambios en tu vida. Sí, más que la pandemia global.

Aunque el estado actual parece un camino bastante borroso, en el que no se ve el final, podemos imaginarlo. Se ha especulado que esto podría durar hasta fin del 2020. Entonces, si es así, ¿por qué no planificar para el próximo año? Una vez que esto termine, ¿cómo te sentirás?, ¿qué harás? Al responder a estas preguntas, la visión se vuelve más evidente. Una visión más clara tiene una mayor probabilidad de éxito.

Si quieres saber más sobre cómo crear un plan de vida que te acerque a lugar que deseas llegar, echa un ojo a este artículo.

Debido al entorno en constante cambio en el que estamos inmersos, siempre existe la necesidad de seguir moviéndose, adaptándose o cambiando. Pero, ¿qué pasa si existe una forma de evitar esto si planeamos de antemano el cambio? Sí, puede parecer mucho: tener que lidiar con la situación actual y, al mismo tiempo, trabajar hacia la visión. Por eso mismo, al escribir todas las acciones necesarias, podrás tener una mejor comprensión de lo que se debe hacer de inmediato y lo que podría esperar.

Nuestro cerebro humano está programado para pensar en un proceso lineal en el que tendemos a poner todas las tareas en una lista desplegable en nuestra mente. Esta lista luego se completa una tras otra. Pero lo que necesitas, en cambio, es realizar múltiples tareas para ser más productivo y eficiente.

¿No crees que vivimos un momento histórico en el que existe una necesidad de cuidarnos por el bien común? Encontrar el interés de todos y encajarlo en la visión e impulsar a todos a querer lograr esa visión. Es un poco lo que se requiere en estos días.

Hoy más que nunca debemos adquirir el hábito de escuchar para empatizar. Necesitamos permitir que nuestras mentes comprendan otros enfoques diferentes al nuestro sobre lo que estamos viviendo. Si te pones en los zapatos del otro, podrás ver las cosas desde su perspectiva.

 

Conclusión

 

La mayor parte de los hábitos son principios atemporales, no para hacer las cosas a ciegas, sino para ver el trabajo y a ti mismo con una mayor perspectiva. Estos hábitos van a la raíz del problema: no podemos mejorar la eficiencia hasta que sepamos porqué buscamos la optimización, cuáles son nuestros objetivos y qué sentido tiene tanto trabajo duro.

Y, sin duda, no podemos empezar a pensar en situaciones win-win hasta que tengamos la madurez suficiente para comprender que hay más éxito ahí fuera para todos. En última instancia, Covey no solo escribió un manual para la efectividad empresarial, sino un manifiesto para vivir la vida de forma madura.

Cuanto más profundos son los desafíos a los que nos enfrentamos en la actualidad, más relevantes se vuelven los 7 hábitos de Covey, porque cómo miramos el mundo depende de nuestra percepción. Si podemos cambiar la forma en que vemos el mundo, el mundo será un lugar mejor.

Aquí te he contado toda mi visión sobre este libro. Mi recomendación es clara: pon este libro en tu lista de lectura.

Puedes adquirir el libro aquí.

cómo usar los 7 hábitos de la gente altamente efectiva

Cuéntame, ¿has leído el libro de “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”? Si lo has leído, ¿qué te ha parecido? Te leo en comentarios.

¡Compartir es vivir!

Ayudo a personas que quieren emprender su propio proyecto cuyos trabajos fijos les dejan poco tiempo. En Productividad Al Máximo encontrarás recursos sobre productividad personal, hábitos saludables y emprendimiento. Si quieres dar los primeros pasos, accede a mi guía gratuita y empieza a ser el jefe de tu tiempo.

shares
Productividad personal para avanzar en tus objetivos

No te vayas con las manos vacías

Libérate del estrés y la frustración. 

La ruta para conseguir tus objetivos empieza aquí