¡Compartir es vivir!

 

Madrugar se ha convertido en uno de los hábitos más complicados de establecer. A casi todas las personas les gusta la cama, el descanso, dormir en definitiva.

Sin embargo, es también uno de los propósitos más comunes entre las personas. Aunque raramente se termina de cumplir por completo.

Nadie suele querer sacrificar esos minutos de placer mañanero cuando está retozando entre las sábanas.

Muchas personas piensan que madrugar por madrugar no sirve de nada, que prefieren acostarse más tarde para luego despertarse más tarde. No se trata de un principio de linealidad.

Quien quiera prosperar, empiece por madrugar.

Por todo ello, te he preparado esta mega guía definitiva, para que puedas conseguir madrugar sin tener sueño por la mañana.

Vas a poder madrugar sin morir en el intento.

Cuando termines de leer el artículo, podrás empezar a aplicar todo lo que te digo desde hoy mismo, para que no vuelvas a quedarte con las sábanas pegadas 😛

Vamos al lío.

 

Tabla de contenidos

¿Por qué madrugar?

 

Si estás aquí, es porque de una manera u otra quieres ser más productivo, quieres sacarle más partido a tu día a día. Ya sea mediante técnicas de productividad personal o mediante hábitos concretos.

Y es que tu día empieza por la mañana. Por ello, es aquí donde tenemos que empezar a poner el foco de trabajo. Una vez domines este hábito, notarás grandes cambios en tu vida.

SI por el contrario te despiertas al límite, justo de tiempo para salir corriendo al trabajo, empezaras con estrés. Tu día empezará a ir directamente cuesta abajo.

El #hábito de #madrugar te ayudará a evitar el #estrés #matinal Clic para tuitear

Mejor que eso, madruga. Tomate un tiempo prudencial para ti, guarda hueco para tu rutina de ejercicio matinal y toma el desayuno tranquilo en lugar de engullir como un pato.

 

¿Por qué nos cuesta tanto madrugar?

 

Obviamente, no se puede generalizar. Cada persona es un mundo diferente.

“Dormir temprano y levantarse temprano hace a un hombre sano, rico y sabio” – Benjamin Franklin

Ya sea por no tener un ritual nocturno, por sentirnos cansados durante el día o la falta de un motivo para ello. Siempre habrá una excusa.

Pero básicamente, se resumen en dos razones:

  1. Porque es un hábito. Un hábito que hay que trabajar y no va a incorporarse a tu vida sin más.
  2. Porque creemos que el madrugar empieza por las mañanas, cuando en realidad empieza por las noches antes de acostarte.

mujer-niña-cama-despertar

Para poder empezar el día con bien pie, lo primero que tenemos que hacer es empezar a ganar en calidad de sueño. Irte antes a la cama y poder dormir mejor.

 

¡Importante!: ¿Por qué quieres madrugar?

 

Como para todo hábito, lo primero que debes preguntarte es el por qué quieres incorporarlo a tu rutina.

¿Qué beneficios conseguirás?

¿Cuál es el motivo que te anima a llevarlo a cabo?

¿Qué te motiva a ello?

Como ejercicio práctico, visualiza la mañana perfecta que ronda en tu cabeza la noche anterior.

Piensa en todo lo que vas a hacer. Por ejemplo:

  • El sonido del despertador.
  • El abrir de tus ojos.
  • Subir las persianas.
  • Lavarte la cara.
  • Leer el periódico.
  • Tomar el desayuno.
  • Etc.

Una vez visualices la mañana perfecta, tendrás que empezar a trabajar tu fuerza de voluntad para que la motivación no se vea mermada.

Piensa en todos los resultados que vas a lograr en tus proyectos personales si consigues madrugar.

Es posible que cuando abras los ojos, aparezca ese pequeño diablo en tu hombro que diga:

– “Venga, quédate 5 minutos más, que no pasa nada”.

Vencer esa voz esta únicamente en ti. ¡No la escuches!

Piensa que, una vez te has levantado, ya nada es tan malo 😛

 

Beneficios de madrugar

 

Dejando claro el motivo por el que te quieres levantar temprano, te voy a exponer los grandes beneficios que encuentro en ello.

Quien no madruga con el Sol no disfruta de la jornada. - Miguel de Cervantes Clic para tuitear

 

Despertarse temprano = Empezar victorioso

Tú eres la persona encargada de ti mismo. Tú y sólo tú eres responsable de tus actos.

Cuando digo que madrugar es igual a empezar el día con una victoria, es por lo siguiente.

Puede que hayas intentado despertarte temprano, con fallidos resultados. Esto tiene dos problemas:

  1. Que no has conseguido lo propuesto.
  2. Como daño colateral, no estás del mejor humor, ya que has fracasado en tu reto.

Por eso, el simple hecho de despertarte unas horas antes de lo normal hará que te sientas victorioso y con el control de tu vida.

¡Que no sea el despertador el único que guíe tu mañana!

 

Madrugar como el pilar principal en la creación de hábitos saludables

Es en la mañana cuando todo lo que hagamos tendrá mayor repercusión. Empezar mal el día desembocará en un final de jornada fatal.

Es durante las primeras horas del día cuando se llevan a cabo varios hábitos básicos saludables muy recomendados. Un ejemplo podría ser:

  • Meditar.
  • Estirar.
  • Hacer ejercicio.
  • Repasar el plan de acción de tareas del día.
  • Desayunar tranquilamente.
  • Etc.

Saltarte la base de tu día puede traer consecuencias a lo largo del día. Mucho mejor tener unos cimientos saludables firmes, que te permitan afrontar la jornada fuerte y sin estrés.

Tu rutina matinal debería de durar al menos una hora en el menor de los casos, así que empieza a echar cuentas de la hora a la que vas a poner tu despertador.

 

Ganarás tu espacio de tranquilidad

En la sociedad en la que vivimos es complicado encontrar un hueco de tiempo en el que estar realmente aislados.

Ruido, distracciones, el teléfono, los compañeros, etc.

Tener un rato de concentración total para uno mismo es casi inviable. Para ello, la mañana es ideal.

amanecer-hombre-balcon

Despertarte antes de que las demás personas requieran de tu presencia. Aprovechar ese tiempo para hacer aquello que es importante para ti.

Lo primero eres tú. Si tú empiezas mal el día, ¿cómo pretendes poder ayudar a otra persona?

Tienes que darte esa satisfacción de dedicarte es tiempo inicial, únicamente para ti. Ya sea para salir a hacer deporte, para meditar tranquilo, para dar un paseo, para escribir, estudiar o incluso planificarte el día.

Ni te imaginas la paz que da despertar, sin interrupciones de ningún tipo, enfocándote en lo que hará de ti una persona productiva.

Eso sí, ¡ni se te ocurra encender el móvil en ese tiempo!. Será como abrir la caja de Pandora.

 

Las primeras horas del día son las más productivas

Que esas horas jueguen siempre a tu favor.

Te lo explico un poco mejor con un caso típico:

  • Te despiertas por la mañana con lo justo para prepararte para ir al trabajo y salir corriendo.
  • Pasas tus 8-10 horas de jornada laboral.
  • Llegas a casa reventado.

Ahora ponte a hacer algo productivo si te queda algo de energía en el cuerpo.

El trabajo se lleva casi toda tu energía diaria, así que ¿por qué no darle la vuelta al asunto?

Despiértate un par de horas antes y dedica ese tiempo a hacer todo aquello que sabes que por la tarde no vas a hacer con gran probabilidad.
Las últimas horas de la noche las pasamos en la televisión o en Facebook, lo que equivale a un gran 0 en productividad. No digo que desconectes del todo, sólo que lo tengas en cuenta.

 

Mayor productividad y mejor concentracion

Se ha demostrado con estudios, que aquellas personas que madrugan cumplen lo siguiente:

  • Son más proactivas.
  • Son más optimistas.
  • Incrementan la calidad en su trabajo.
  • Mantienen mejor el enfoque y la concentración.
  • Mejoran su productividad.

Puedes echar un ojo a los estudios aquí y aquí.

Trata de imaginar este beneficio. Estar de buen humor y ser optimista. Ver las cosas desde el punto de vista positivo.

Ya sea que trabajes sólo o en equipo, son cualidades que sí o sí se van a reflejar en los resultados.

Obtener calidad en todo lo que haces, ser eficiente a cada minuto que pasa y terminar el día con un buen sabor de boca en cuanto a productividad se refiere.

 

Mas rendimiento y memoria

Si eres de esas personas con memoria pez, aquí tienes otro beneficio.

Los investigadores afirman que madrugar, durmiendo las horas necesarias, mejora tanto el rendimiento como la memoria.

En #productividad no se trata de hacer mucho, sino de hacer más con menos. Clic para tuitear

Para las personas que disponemos de poco tiempo libre entre nuestro trabajo y nuestro proyecto personal, el rendimiento es un factor clave.

Tienes poco tiempo para dedicar a lo que realmente es importante para ti. No puedes desperdiciar ni un minuto de ese hueco que tienes. Hay que aprovecharlo al máximo.

Si encima de que dispones de poco tiempo, éste no te cunde, apaga y vámonos.

Recuerda que no se trata de hacer mucho, sino de hacer más en menos tiempo.

Eso sí, no caigas en la trampa de hacer varias cosas a la vez, la estarás fastidiando por completo.

 

Repele el estrés y el sedentarismo

Como último beneficio que encuentro curioso, es el explicado por varios investigadores británicos.

Afirman que madrugar puede evitar comportamientos como el sedentarismo por quedarte un rato más debajo de las sábanas. Esto, además, puede causar sobrepeso por ello.

Otros estudios indican que existen más probabilidades de padecer estrés y depresión aquellas personas que se despiertan más tarde que aquellas que madrugan.

Ahora sí, cuando la salud entra en juego, es cuando hay que tomar nota de la seriedad que puede tener el asunto.

 

Cómo establecer mi hora ideal para despertarme

 

Ya hemos comentado que, para despertarse más temprano, lo primero que hay que hacer es empezar a establecer una hora para acostarse.

El #hábito de #madrugar empieza la #noche anterior Clic para tuitear

Lo primero de todo, hay que dormir las horas necesarias, un promedio de 7 u 8 horas.

Como te dije antes, esto depende también de varios factores. Uno de ellos, demostrado por la National Sleep Foundation, dice que las horas necesarias disminuyen según la edad aumenta. Aquí entran en juego los relojes biológicos (ahora entiendes por qué tu abuela se despierta a las 5 a empezar a correr por la casa :P)

Te dejo una infografía sacada de la National Sleep Foundation. donde además detallan todo en el estudio:

infografia-national-sleep-foundation

Así que si eres una persona adulta, no existe motivo alguno para que duermas menos de esas horas.

Dado que cada persona es un caso (trabador con horario de oficina, por turnos partidos, de 24h, etc.), no tiene sentido afirmar una hora ideal para despertarse.

La pregunta correcta sería: ¿A qué hora tengo que levantarme yo para cumplir el objetivo de madrugar?

Prueba a hacer lo siguiente:

  1. Hora Actual = Apunta la hora a la que despiertas ahora.
  2. Rutinas Deseadas =Haz una lista con las cosas que te gustaría hacer por la mañana.
  3. Tiempo Rutinas Deseadas = Anota al lado el tiempo estimado que quieres dedicarle a cada actividad y suma todo.

HORA IDEAL = Hora Actual – Tiempo Rutinas Deseadas

Fácil, ¿no?

Por ejemplo:

Si tu hora actual son las 7:00 AM y quieres salir a correr (30 minutos), estirar (15 minutos) y repasar las tareas del día (15 minutos), tendrás que poner el despertador a las 6:00 AM, una hora antes.

Haz la prueba y me dices. No tiene ningún misterio, sólo hay que pasar a la acción.

 

Casos comunes que te impiden madrugar

 

Es posible que te levantes tarde de la cama y quieras cambiar ese hábito tomando las medidas adecuadas.

Normalmente los escenarios que se presentan son los siguientes.

 

Caso A: te acuestas tarde porque trabajas hasta tarde.

Lo importante es, que no por trabajar hasta tarde te impongas una hora muy temprana para despertarte. No vale de nada sacrificar horas de sueño para madrugar.

Lo primero es el descanso completo. Ante esto, deberás buscar cómo mejorar tus hábitos de rendimiento para poder exprimir más tu día a día.

 

Caso B: te acuestas tarde porque “pierdes el tiempo” hasta tarde.

Puede que este sea el caso más común.

El caso en el que te quedas con el ordenador navegando por internet hasta las tantas de la noche. En la que te quedas en el sofá viendo cualquier programa de televisión. O simplemente mirando el muro de Facebook cotilleando las novedades de tus amigos.

Mi recomendación aquí es clara. Hay que ceñirse al dejar esas distracciones por otras que te ayuden a irte a la cama, que inciten al sueño.

Puedes probar a ponerte una alarma tope a la hora que debas dejar esa actividad que está haciendo que te vayas tarde a la cama.

Incluso puedes “castigarte”, ponerte una multa en caso de que la incumplas, pagando una cantidad de dinero en el bote para las vacaciones 😛

Si fallas pagas 😛

 

PLAN DE ACCIÓN: Cómo lograr madrugar sin tener sueño

 

Vamos con puntos prácticos para que puedas llevar a cabo todo lo que hemos hablado hasta ahora.

Ya tienes claro el motivo por el cual quieres madrugar. Ya tienes el horario calculado según las tareas que quieres hacer por la mañana y tu horario para dormir.

Ten en cuenta que al final, lo único que vas a incorporar son hábitos.

La hoja de ruta para #madrugar consiste sólo en incorporar #hábitos desglosados para ello. Clic para tuitear

¿Qué quiero decir con ello?

Que tienes que ir de forma gradual.

No puedes intentar adquirir todo lo que te voy a proponer al mismo tiempo. Prueba con uno, y cuando lo tengas dominado, continúa con el siguiente.

 

Pon una alarma para irte a dormir

Como hemos dicho, el madrugar comienza la noche anterior.

No puedes pretender despertarte temprano si te quedas hasta las tantas de la noche despierto.

Muchas veces ocurre que “se te pasa el tiempo” sin darte cuenta y sabes que el día siguiente no vas a salir de la cama a la hora que querías.

despertadores

Configura una alarma para que esto no pase. Fija una hora para empezar tu rutina nocturna de irte a la cama (lavar los dientes, preparar la ropa del día siguiente, etc.)

Eso sí, ¡hazle caso!

No voy a poder estar detrás tuya para que seas disciplinado. Todo depende de ti.

 

Empieza con poco: Sólo 5 minutos antes

El que mucho abarca poco aprieta.

Es mejor empezar con poco y asegurar esa pequeña victoria a intentar empezar a lo grande con grandes posibilidades de fracaso.

Como cualquier otro hábito, empieza de menos a más. Que su incorporación pase casi desapercibido.

Comienza poniendo el despertador sólo 5 minutos antes de lo que tienes ahora mismo. Cuando ya tengas dominados esos 5 minutos, sigue disminuyendo progresivamente hasta llegar al objetivo marcado.

Como consejo extra, cambia el sonido de tu alarma. Pon uno al que no estés acostumbrado y que pueda ayudarte a alcanzar el siguiente paso.

 

Sal inmediatamente de la cama cuando suene del despertador

Es posiblemente la acción más complicada a llevar a cabo, para que engañarte.

Poner la alarma un rato antes es fácil, sólo tienes que configurar el despertador. Pero como siempre, pasar a la acción es lo que requiere de fuerza de voluntad.

Tu objetivo al escuchar la alarma es apagarla y salir de la cama. El reto consiste en salir cuanto antes de ese lugar que te atrapa, con sus cómodas sábanas.

Una vez estés levantado, ¡ya está!

Acabarás de lograr la parte más difícil de todo el proceso.

 

Ten una rutina ya definida

Si te despiertas sin saber qué hacer al paso siguiente al levantarte, te estarás preparando para un desastre. Lo mejor es tener ya creada una rutina para el momento que pones los pies en el suelo.

Una buena rutina puede ser la siguiente:

  1. Subir todas las persianas y encender las luces si fuera necesario.
  2. Abrir las ventanas para que se renueve el aire.
  3. Ir directamente al baño a lavarte la cara con agua fría y lavar los dientes.
  4. Beber un vaso de agua para reactivar el organismo.

Hasta aquí habrás cumplido lo básico para encender motores. Todo ello deberás llevarlo a cabo nada más despertarte.

Nada de mirar el móvil y sus notificaciones, por ejemplo.

Después de ello, tienes que hacer una rutina más. En este caso, las actividades que quieres hacer en tu rutina matinal.

ventana-cortina-amanecer-luz

Por ejemplo, un ejemplo puede contemplar algunas de las siguientes acciones:

  • Salir a hacer ejercicio.
  • Hacer estiramientos o yoga para después de las horas de cama.
  • Practicar meditación durante unos minutos.
  • Preparar el desayuno y tomarlo con tranquilidad.
  • Leer el periódico.
  • Estudiar durante un periodo determinado.
  • Etc.

Como toque extra, si acompañas todas estas acciones con tu música favorita de fondo, una música motivadora, hará el camino mucho más llevadero.

¡La motivación es fundamental!

Escucha tu #música favorita para incorporar con más facilidad tu #rutina #matinal Clic para tuitear

Tú eliges. Hay decenas de cosas que puedes hacer.

Eres el encargado de crear tu rutina personalizada a tus necesidades.

 

Recompénsate por ese esfuerzo

Aquí una de las acciones que te pueden alegrar el día.

Hasta ahora parece que todo era dolor y sufrimiento por lograr despertarte temprano.

Una de las fases en las que se compone un hábito hasta tenerlo incorporado, es la recompensa por todo el trabajo que se ha hecho.

Madrugar es un hábito, así que no es una excepción.

Recompénsate por lo que acabas de lograr, por esa pequeña victoria que te acerca un poco más a tu objetivo final.

Es sin duda la parte agradable de meter un nuevo hábito en tu vida.

Trata de escoger una actividad (saludable, claro) que puedas llevar a cabo una vez hayas terminado tu rutina matinal.

Por ejemplo:

  • Prepara un desayuno especial.
  • Tómate un tiempo más largo para leer las noticias.
  • Disfruta de un paseo más largo.
  • ¡O incluso tómate el día libre si puedes permitírtelo!

Sea lo que sea, premia ese trabajo que has realizado. No todas las personas tienen facilidad en adquirir un hábito.

Que ese premio te motive para seguir adelante.

¡Rendirse no es una opción!

 

Realiza un seguimiento diario

Es muy importante llevar un registro disciplinado cuando quieres introducir un nuevo hábito en tu vida.

El dejar por escrito las acciones que has tomado cada día al respecto te ayudará a reflexionar el plan de acción siguiente.

Preguntas como:

  • ¿Cumpliste con el hábito hoy?
  • ¿A qué hora te despertaste?
  • ¿Te costó mucho trabajo?
  • Cómo te has sentido? Etc.

Hazte éstas u otras preguntas similares para ver si tiene sentido o no, si de verdad estás adaptando el madrugar a tu rutina diaria.

Si algo no sale como esperabas, podrás mirar en ese registro y estudiar el por qué.

A partir de ahí, podrás tomar acción para centrarte en aquello que te ha costado más. ¡Acción focalizada!

Eso sí, no te engañes a ti mismo. No pongas lo que te gustaría ver. Sé honesto

 

Cómete ese sapo

¡Ya estás listo!

Has completado tu ritual mañanero.

Has madrugado y sigues vivo. No ha sido tan difícil, ¿no? 😛

¿Qué viene ahora? Primero lo primero.

Todo esto lo explica muy bien el gran Brian Tracy en su libro Eat that frog (en su versión en castellano, Tráguese ese sapo):

eat-that-frog traguese-ese-sapo

Ahora que estás lleno de energía, ya de buen humor después del mal trago de madrugar, toca centrar el foco en lo más importante: tu sapo primero.

Tienes que escoger (lo habrás hecho el día anterior espero) la tarea más importante y complicada del día y ponerte a trabajar en ella.

No hay tiempo para hacer todo, así que hay que priorizar.

Cuando hayas terminado tu rutina, haz aquello con lo que después de hacerlo, todo lo que venga sea mejor.

Como dice el viejo dicho, si te tragas un sapo primero, te queda la satisfacción de saber que eso es posiblemente lo peor que habrás hecho en todo el día.

Además, el haber hecho esa gran tarea al principio, hará que te sientas realizado. Han pasado sólo unas horas y ya has hecho lo más importante.

Ya puede que pases todo el día ocupado en otras cosas, que has conseguido dar un paso que te acerca a tu objetivo principal.

 

¿Se te queda corto lo anterior? Consejo para dormilones

 

Bueno, es posible que todo lo anterior no sea suficiente para ti. Quizás seas una de esas personas que ama la cama por encima de todo lo demás y no hay nada que creas que puede hacerse para remediarlo.

Nada más lejos. Voy ahora con unos consejos extra para el caso de los dormilones por excelencia.

 

Pon el despertador lejos de la cama

Si eres propenso a retrasar una y otra vez la alarma, a rascar 5 minutos más, ésta es la solución.

Coloca el despertador lejos de tu alcance, haz que tengas que levantarte para apagarlo.

Ve incluso más allá. Ponlo en otra habitación y enchufado a unos altavoces si es necesario.

Más abajo, en la sección de Apps y Gadgets, te daré soluciones tecnológicas si aún con ello necesitas más ayuda.

 

La ducha no falla

El poder de una buena ducha te despertará.

Una vez que te hayas levantado, ve directamente a la ducha. Te espabilarás al momento.

¡Ten cuidado de no caerte y tengamos un disgusto!

Y para los más valientes, que tu primer minuto en la ducha sea con agua fría, te vas a poner rápidamente con los ojos abiertos. Y bueno, quizás maldigas un poco las primeras veces, pero hay que buscar la solución 😀

 

Apóyate en alguien

Otro recurso del que puedes tirar, es de amigos que te ayuden a comprometerte con este reto.

Dile a un amigo que te llame por la mañana a la hora que quieres estar en pie, o que te obligue a mandarle una foto tuya ya activo (no en la cama claro).

Al final es lo mismo que tener un compañero de viaje o Accountability Partner. Madrugar es un objetivo para ti, así esta figura funciona igual de bien.

 

Sólo una alarma

No caigas en el error de poner más de una alarma. No te va a servir de nada.

Si configuras más de una, tu cerebro sabrá que tiene más oportunidades para despertarse, por lo que va a apurar al máximo hasta el último intento. Las primeras alarmas serán en vano.

Tu cabeza se va a relajar, así que cíñete a poner una única alarma para ser consciente de que sólo tienes una oportunidad.

Poco a poco conseguirás esa autodisciplina que necesitas.

 

Aplicaciones móviles y gadgets despertador

 

En este capítulo voy a mostrarte cómo la tecnología puede ayudarte a conseguir que madrugues sin morir en el intento.

Por una parte, te voy a presentar una serie de aplicaciones móviles, tanto para Android como para iOS.

Por otro lado, gadgets o aparatos electrónicos varios que suman en el proceso de empezar con buen pie.

 

Aplicaciones móviles

aplicaciones-despertadores

Despertador Puzzle

Con este juego-despertador, para apagar la alarma tendrás que resolver un juego. Entre ellos, se encuentran problemas de matemáticas, juegos mentales, acertijos, etc.

Disponible para Android.

 

Wake N Shake Alarm Clock

Aquí tenemos una aplicación despertador que no necesita de juegos para apagarlo.

En esta ocasión, la única forma de silenciar la alarma será agitar el móvil repetidas veces y con fuerza.

Sin duda, te hace dar un salto de la cama y sentir que cada día sales ahí fuera a comerte el mundo.

Disponible para iOS.

 

Alarmy

Estamos posiblemente ante la mejor aplicación despertador. Además de estar disponible tanto para los dos sistemas operativos por excelencia, es gratis.

Posee la combinación de las dos aplicaciones anteriores. Tanto juegos, rompecabezas, agitación o pruebas.

Una de las pruebas, por ejemplo, es tener que levantarte de la cama para hacer una foto a un lugar de la casa ya registrado. Y mientras no la hagas, seguirá sonando sin fin 😀

Disponible para Android y iOS.

Glimmer

Con Glimmer no hay juegos, ni agitaciones, ni sobresaltos de ningún tipo.

Esta aplicación cambia lo que tenemos en mente de lo que es un despertador. Va a despertarte mediante la luz, aplicando un brillo cada vez mayor desde 30 minutos antes de que suene la alarma.

Durante ese tiempo, se escucharán sonidos suaves, como cantos de pájaros, olas de la playa, etc.

Disponible para Android.

 

Runtastic Sleep Better

Esta aplicación trata de conocerte un poco mejor.

Busca mejorar la higiene de tu sueño, configurando una alarma inteligente para despertarte en el momento idóneo.

Analiza tus ciclos de sueño y tus hábitos para hacer un estudio y mostrarte los mejores resultados para tu caso.

Disponible para iOS.

 

Gadgets o aparatos electrónicos

 

Disminuidores de impacto de luz

Hemos hablado de la importancia que toma la temperatura de la luz de las pantallas a nuestro cerebro.

La luz azul de las pantallas LED afecta negativamente a la hora de ir a dormir. Por ello, existen aplicaciones que configuran esa temperatura en función de la hora de forma automática.

Puedes encontrar tanto Twilight para móvil, como f.lux para ordenador.

 

Alarma silenciosa “shake-n-wake”

Este dispositivo te despierta a través de la vibración, no del sonido.

Puede colocarse tanto en la muñeca como dejarlo debajo de la almohada.

Una buena opción sin cables y portable allá donde vayas

Disponible en Amazon.

 

Despertadores solares

Lo mejor es siempre despertarse con la luz natural del amanecer.

El problema, es depende de donde vivas, esto no siempre es posible. Por ello, existen alternativas como los despertadores solares.

despertador-solar-philips

Estos despertadores simulan el amanecer a la hora que tú elijas, iluminando de forma gradual tu habitación. Además, puedes configurar diferentes sonidos para que lo acompañen.

Aquí te dejo dos ejemplos de ellos con una buena valoración en Amazon:

Ejemplo 1 & Ejemplo 2.

 

Casos de éxito

 

Madrugar no es sólo un buen hábito para la gente del día a día

Grandes figuras del mundo actual lo corroboran. Personas de éxito y grandes empresarios consideran despertarse temprano una gran ventaja para poder conseguir todo lo que se proponen.

Te traigo unos cuantos ejemplos inspiradores para que veas hasta dónde se puede llegar.

 

Tim Cook, CEO de Apple

Se despierta cada día a las 3:45 AM todas las mañanas (sí, todas).

En esas 3 horas que tiene antes de que empiece el trabajo con el resto de personas, dedica tiempo en la mañana para sí mismo.

Aprovecha para ir al gimnasio y hacer un repaso a su email.

Asegura además, que cuando te dedicas a algo que realmente amas, no importa cuándo lo haces.

 

Steve Jobs, Co-fundador de Apple

Steve Jobs era también un madrugador.

Se despertaba a las 6:00 AM. El buscaba horas de tranquilidad y aprovechaba un par de horas antes de que sus hijos se despertaran y los llevara al colegio.

 

Oprah Winfrey, estrella de televisión

Se despierta de forma natural alrededor de las 6:00 AM.

Pasa sus primeras horas paseando sus perros, seguido de un té, ejercicio meditación y desayuno.

 

Warren Buffet, famoso inversor

Considerado el inversor más exitoso del mundo.

Se despierta a las 6:45 AM y pasa la mayor parte de la mañana leyendo los periódicos.

Como dato curioso, lee aproximadamente 500 páginas al día. Asegura que el conocimiento se asegura acumulándolo, como el interés compuesto en las inversiones.

 

Padmasree Warrior, Directora técnica de Cisco

Se despierta a las 4:30 AM y no llega a la oficina antes de las 8:30 AM.

Su rutina matinal consiste en hacer ejercicio, revisar las noticias, leer emails durante una hora y preparar a su hijo para el colegio.

 

Tim Armstrong, CEO AOL

Tim se define como una persona de dormir poco.

Se despierta a las 5:00 AM cada día, y aprovecha ese primer rato antes de ir al trabajo para hacer ejercicio, leer y para charlar con su hija mediana, la cual es también una joven madrugadora.

Dice además, que intenta retrasar el envío de emails hasta las 7:00 AM, pudiendo disfrutar de esos momentos al menos dos horas.

 

Conclusiones

 

¡Hasta aquí la mega guía!

Te he contado todo: información básica, consejos, herramientas, etc.

Si has llegado hasta aquí, ya sabes cómo puedes incorporar este nuevo hábito a tu vida y rascar unos minutos (u horas) más a tu día a día.

Tienes todo a tu alcance, no hay nada que se te pueda resistir.

Tienes todo para que tu desafío se haga realidad.

Te toca pasar a la acción, ya sabes que si te quedas en la lectura, no hay nada que hacer.

Así que dime:

¿Por qué quieres madrugar?

¿A qué hora te quieres levantar?

Cuéntame el mayor obstáculo que tienes para conseguirlo. Estaré encantado de ayudarte en todo lo que pueda.

¡Te veo en los comentarios!

 


(Fotografía Unsplash: Sleepy, por Yuris Alhumaydy)

 

¡Compartir es vivir!

Christian Morillas

Ayudo a personas que quieren emprender su propio proyecto cuyos trabajos fijos les dejan poco tiempo. En Productividad Al Máximo encontrarás recursos sobre productividad personal, hábitos saludables y emprendimiento. Si quieres dar los primeros pasos, accede a mi guía gratuita y empieza a ser el jefe de tu tiempo.

shares
A %d blogueros les gusta esto: